Tupungato contra el abuso y maltrato en la vejez: el Municipio ofrece contención, asesoramiento y ayuda social

Adultos Mayores Tgto
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

El Área del Adulto Mayor funciona todos los días de 8 a 16 horas.

Ayer 15 de junio se celebró el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, una fecha de reflexión establecida desde 2011 cuando las Naciones Unidas reconocieron el abuso a las personas adultas mayores como un problema social. En consideración de esta declaración, la Municipalidad de Tupungato -mediante el Área del Adulto Mayor- brinda un espacio de contención donde proteger los derechos de los ciudadanos mayores, coordinando e implementando políticas para promover la dignidad, el bienestar, la igualdad y la calidad de vida de los mismos.

La división -dependiente de la Dirección de Desarrollo Social- que funciona dentro del Anexo Municipal (calle Beltrán 48), atiende las necesidades vinculadas a los adultos mayores de lunes a viernes de 8 a 16 horas. El servicio de la oficina es gratuito, ofrece asesoramiento y ayuda a familiares de personas mayores -o a ellos mismos- ante cualquier situación de vulnerabilidad.

En relación a la tarea que desarrolla el Área, el coordinador a cargo, Alejandro Sosa, compartió que acompañan a los adultos, guían en temáticas de “Asesoramiento legal, situaciones de salud o ayuda social siempre que esté a nuestro alcance”.

Trabajo de las Naciones Unidas al respecto

La Asamblea General convocó la primera Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento en 1982 para empezar a abordar cuestiones de salud y nutrición, protección de los consumidores de mayor edad, la vivienda y el medio ambiente, la familia, el bienestar social, la seguridad de ingresos, de empleo, la educación, la compilación y el análisis de datos de investigaciones. En esa convocatoria se elaboró un informe conocido como el Plan de Acción Internacional de Viena sobre el Envejecimiento, en cuyas recomendaciones puede mencionarse un punto que refiere a cuál debe ser el papel de los gobiernos en el asunto: El éxito de este plan de Acción dependerá en gran medida de las actividades de los gobiernos encaminadas a crear condiciones y amplias posibilidades para la plena participación de los ciudadanos, en particular las personas de edad. Con tal propósito, se insta a los gobiernos a que dediquen mayor atención a la cuestión del envejecimiento y a que utilicen plenamente el apoyo de las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, especialmente las de jubilados y personas de edad. Dado que la situación de los senescentes varía considerablemente en diversas sociedades, culturas o regiones, lo que se refleja en diferentes necesidades y problemas, cada país debe escoger su propia estrategia nacional e identificar sus propios objetivos y prioridades dentro del Plan. Los gobiernos deberán comprometerse claramente, en todos los niveles, a tomar las medidas pertinentes para alcanzar esos objetivos y hacer efectivas esas prioridades. Una importante función de los gobiernos con respecto al Plan de Acción consiste en evaluar y examinar el proceso de envejecimiento desde el punto de vista individual y demográfico para determinar sus consecuencias en el desarrollo a la luz de su situación política, social, cultural, religiosa y económica. Los encargados de formular políticas y estrategias nacionales para la aplicación del Plan de Acción deberán reconocer que las personas de edad no constituyen un grupo homogéneo, y tener en cuenta las grandes diferencias entre las personas mayores en las diversas etapas de su vida, así como sus correspondientes necesidades. Los gobiernos deberán atender especialmente al mejoramiento de la situación de las mujeres de más edad, que con frecuencia son quienes se encuentran en situación más desventajosa.

Posteriormente, en 1991 la Asamblea General adoptó los Principios de las Naciones Unidas en favor de las Personas de Edad, que enumeraban derechos de las personas mayores relativos a la independencia, la participación social, la atención, la realización personal y la dignidad. Al año siguiente, la Conferencia Internacional sobre el Envejecimiento se reunió para revisar el Plan de Acción y adoptó la Proclamación sobre el Envejecimiento. Siguiendo las recomendaciones de la Conferencia, la Asamblea General de la ONU proclamó el 1999 Año Internacional de las Personas de Edad. El Día Internacional de las Personas de Edad se celebra el 1 de octubre de cada año.

Las acciones sobre el envejecimiento continuaron en 2002 cuando se celebró en Madrid la Segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento. Esta adoptó una Declaración Política y el Plan de Acción Internacional sobre el Envejecimiento de Madrid con el objetivo de diseñar una política internacional sobre el envejecimiento; esta considera que los gobiernos son los primeros responsables de asumir la iniciativa de las cuestiones conexas con el envejecimiento y la aplicación de políticas públicas pero es esencial que exista una colaboración eficaz entre los gobiernos nacionales y locales, los organismos internacionales, las propias personas de edad y sus organizaciones no gubernamentales y el sector privado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten