La crisis de la que nadie habla: los artistas siguen vendiendo sus instrumentos para sobrevivir

WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Muchos, además de reinventarse producto de la pandemia, también han tenido que poner en venta lo que más aman: sus herramientas.

La crisis sanitaria no tan solo ha dañado la salud de las personas, sino que además, ha traído aparejada una difícil situación económica. Las dificultades se han acrecentado para todos, pero hay ciudadanos que han tenido que ir reinventándose para poder sobrevivir, como por ejemplo los artistas. La realidad es que la pandemia los ha dejado -sobretodo a los artistas locales- con escasas oportunidades de desarrollarse, de seguir trabajando, y al contrario de ello les ha ocasionado pérdidas, hasta de sus herramientas, como los instrumentos musicales.

Conocimos la historia de Pío Chimeno, integrante de Los Chimeno, quien tras gastar los ahorros con los que contaba, comenzó a vender milanesas, cuidar un anciano y lavar platos, hasta que la situación no dio para más y tuvo que poner en venta su guitarra. Finalmente, esa historia tuvo un final feliz, ya que un hombre de Estados Unidos la compró para volvérsela a regalar a él.

También esta semana Nacho Silva, reconocido cantante oriundo de Buenos Aires y muy querido en el Valle de Uco, decidió publicar su viola para poder costear sus necesidades. El artista, en dialogó con este medio, contó que donde vive no hay casi trabajo y aunque su familia lo apoya no quiere ser una carga, por lo tanto, con mucho dolor en el alma, decidió que lo mejor sería venderla.

Por otro lado, la talentosa y exitosa Marianela Abraham, de Las Hermanas Abraham, también subió a las redes sociales su bajo rojo. “La verdad que la situación está difícil”, expresó a este medio.

La cantante manifestó que todos los artistas en general están viviendo situaciones muy complejas, trabajando en otras cosas, y además de eso, vendiendo sus instrumentos. También, recalcó que la idea de vender los instrumentos no es para dar lástima, sino para poder costear el alquiler, deudas, y otros consumos necesarios para seguir viviendo.

Marianela lamentó que la situación sea dura y dijo comprender que hay personas que están pasando momentos más difíciles que los artistas. “No quiero hacer un mundo, pero está bueno visibilizar lo que los artistas estamos pasando, no veo que hay políticas que ayuden a que esto empiece a mejorar; considero que el arte no está incluido nunca en las políticas y eso me da bronca, pena y angustia. Lo peor de todo es que no sabemos cuánto va a tardar todo en volver a la normalidad. Pero habrá que salir adelante”, concluyó.

Inversión para la Cultura

En los últimos días, el Gobierno Nacional informó que desde que se declaró la emergencia sanitaria en marzo 2020, el Ministerio de Cultura de la Nación ha invertido la suma histórica de $211.693.987 para asistir a la cultura de Mendoza.

A través de distintas líneas de apoyo y financiamiento se han distribuido recursos en los 18 departamentos: $36.786.476 en la Ciudad de Mendoza, $29.869.655 en Godoy Cruz, $27.461.714 en Guaymallén, $15.724.257 en Las Heras, $6.264.528 en Lavalle, $11.808.350 en Luján, $17.567.358 en Maipú, $6.152.508 en Santa Rosa, $1.293.724 en La Paz, $8.459.228 en San Martín, $4.457.052 en Junín, $6.230.806 en Rivadavia, $2.196.995 en San Carlos, $6.730.819 en Tunuyán, $2.323.153 en Tupungato, $23.566.730 en San Rafael, $3.631.813 en General Alvear y $1.168.821 en Malargüe.

Aun con estos número sobre la mesa, los artistas locales del Valle de Uco y en general, están padeciendo la crisis, por lo que día a día buscan pensar, idear y reinventa estrategias para continuar en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo