La recaudación del mes de noviembre rozó los $2 billones, pero creció por debajo de la inflación

WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

En el acumulado del año los ingresos tributarios se mantienen por encima de la evolución de la inflación. Fuerte impacto del anticipo extraordinario para grandes empresas en el Impuesto a las Ganancias. Sin dólar soja, las retenciones cayeron en términos nominales.

La recaudación fiscal de noviembre registró una merma en términos reales respecto de igual periodo del año anterior al totalizar $1,95 billones. En términos nominales se registró una suba del 88,8%, por debajo de la inflación acumulada en el período, según informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Según estimaciones privadas se ubica unos 6 puntos por abajo de los precios.

Aún así, la AFIP destacó que “cuando resta un solo mes para finalizar 2022, la recaudación tributaria a noviembre acumula $17,68 billones, con una variación interanual de 79,9%” por lo que “los ingresos tributarios del año crecieron por encima de la variación general de precios”.

Entre los impuestos que se comportaron por encima del promedio se destaca Ganancias, que con un producido de $521.007 millones creció 128% respecto de igual mes del año pasado. Ese comportamiento se explica por el efecto del anticipo extraordinario para las empresas grandes. El tributo mostró un crecimiento real del 17,2%, de acuerdo con estimaciones del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

El otro impuesto de importancia en la estructura impositiva, el IVA, tuvo un incremento 96,4%, aunque el componente relacionado con el mercado interno, que expresa en realidad lo que pasó con la facturación del mes anterior, creció 113% respecto del año pasado. El CEPA estima que el tributo tuvo un incremento real del 2,4% al sumar $613.190 millones. Un dato a destacar es que el mes pasado creció 167% interanual el monto de fondos de IVA adheridos a planes de pago permanentes habilitados por la AFIP.

En cuanto a los impuestos a la Seguridad Social, aportaron $422.498 millones con una suba nominal del 94,9%, casi sin variación respecto del año anterior si se toma en cuenta la inflación. Los aportes personales dejaron $168.111 millones (92,1%) y las contribuciones patronales $250.968 millones (100,4%). AFIP indicó que la cantidad de trabajadores registrados en noviembre aumentó 3,8% respecto de noviembre de 2021.

En tanto, sin el efecto del dólar soja, los derechos de exportación cayeron en términos nominales el 34% respecto del año pasado, al sumar $51.304 millones. AFIP precisó que se pagaron menos importes de retenciones por maíz y que se bajaron 5 puntos las retenciones sobre los servicios. Por el lado de las importaciones, los aranceles mostraron una mejora nominal del 87,6% que dejaron al fisco $67.102 millones, simplemente por una mejora en el tipo de cambio y el incremento de las compras.

Por otro lado, el impuesto a los débitos y créditos bancarios tuvo una recaudación de $138.733 millones. Eso explica una suba del 92,2% nominal, levemente por debajo de la inflación estimada para el período. El impuesto al cheque muestra en tiempo real la actividad de la economía, porque se cobra de manera automática ante cada movimiento bancario. Por ello, su caída puede mostrar un enfriamiento.

Por otro lado, el Impuesto PAIS aportó $28.128 millones, lo que marcó un crecimiento nominal del 83,7%, por debajo de la evolución de los precios, lo que marcó también una merma en la demanda de billetes de parte del público.

En relación al acumulado de 11 meses, la AFIP destacó que “se destaca el incremento en la participación de los impuestos progresivos en la recaudación”. “Los tributos Ganancias, Bienes Personales, Derechos de Exportación y PAIS aportaron 35,4% del total”, señala el informe oficial. Por otra parte, en lo que va del año, el tributo que se paga para comprar dólares creció 233,4%.

Más déficit

En tanto, mediante una modificación presupuestaria el gobierno incrementó en casi $100.000 millones el déficit. Según la Asociación Argentina del Presupuesto Público (ASAP). El principal incremento del gasto fue para la ANSES, por $88.500 millones para atender al pago de refuerzo alimentario para adultos que carecen de prestaciones sociales.

Fuente: Ámbito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo