Tras 4 años de gestión, Diego Stortini dejó la presidencia de la CIAT: “Pusimos en valor la iniciativa privada”

WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Ayer se llevó a cabo la asamblea donde se eligió la nueva comisión directiva 2022-2024, que tiene como presidente a Pablo Ambrosin.

Este miércoles 29 de junio quedó constituida la nueva comisión directiva de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán la cual se desempeñará durante los próximos dos años (2022-2024).

Pablo Ambrosin, quien en la comisión anterior cumplía el rol de secretario, fue electo presidente; por su parte Danio Hugo Ramonda quedó en el cargo de vicepresidente 2º, y Juan Roth secretario.

CIAT-nueva-comision-1
Nueva comisión directiva

De esta manera, tras 4 años de gestión, Diego Stortini dejó de comandar la entidad gremial y se despidió con una sentida reflexión sobre su gestión, por la que además recibió un reconocimiento. “La comisión directiva de la CIAT agradece el esfuerzo y profesionalismo con que lideró esta gran institución. Gracias por ser la voz del sector empresarial Valle de Uco”, expresa el diploma entregado al empresario vitivinícola.

CIAT-reconocimiento-Stortini-1
Reconocimiento a Diego Stortini

Despedida de Stortini

“Hoy hemos consagrado un nuevo presidente en la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán.

Luego de 2 periodos consecutivos, hoy he dejado de ser presidente de la Cámara Empresaria más importante del Valle de Uco. Fueron 4 años muy intensos, construimos un gran equipo y un hermoso grupo humano. Con errores y con aciertos, nuestra gestión institucional tuvo un rumbo claro: refundamos la visión de la institución, pusimos en valor la iniciativa privada, la del emprendedor y la del empresario. Rescatamos valores, los del que invierte, del que produce, del que genera empleo, del que se la juega por un sueño y se sujeta a la felicidad de ir hacia su propio riesgo. Le dimos a esta institución una idea de continuidad.

Eso hicimos. En el camino, debimos timonear con lo desconocido: “la pandemia”, que nos obligó a reinventarnos, nos desenfocó. Pero lejos de la desesperanza, en las más difíciles circunstancias, encontramos el faro, a través de la unión. Más que nunca nuestra institución se la jugó, aún en el medio de las incertidumbres. En lo que no dudamos, es que no nos dejamos nada para nosotros. 

Seguiré luchando insistentemente, en la gremial empresaria, o donde el destino me encuentre. Por los mismos ideales y los mismos valores. Gracias eternas por la oportunidad que me dieron. Desempeñé mi responsabilidad con pasión, dedicación y con honestidad. Vuelvo a las bases, vuelvo a nacer y a seguir creciendo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten