Problemas urinarios en gatos: a quiénes afectan más, cómo prevenirlos y cómo tratarlos

ciro- (1)
WhatsApp
Facebook
Twitter
Imprimir

Por Libby Rose

La veterinaria Nuria Gómez de la Torre nos informa acerca de esta problemática común en los felinos, que no ser tratada a tiempo puede ser mortal.

El 8 de agosto se celebró el Día Internacional del Gato. Se trata de la segunda de las tres fechas que hay en el año, dedicadas a estos animales. Los felinos también son reconocidos mundialmente cada 20 de febrero y los 29 de octubre. 

Los gatos conviven con los humanos desde hace cientos de años y a pesar de que algunos los acusan de fríos, es muy fácil encariñarnos con ellos y caer rendidos a sus patas. Los que hay de diferentes razas y tamaños. La organización internacional Ecology Global Network estima que hay alrededor de 600 millones de gatos en el mundo. Esto incluye mascotas, callejeros, felinos sin hogar y salvajes. 

Es cierto que estas mascotas suelen ser más independientes que los perros o demandar tal vez menor atención, sin embargo es importante ser cuidadosos con su salud. Los problemas urinarios, por ejemplo, son unas de las patologías más comunes en estos animales y si tenés uno o unos en casa, o estás pensando en adoptar, es necesario que estés al tanto sobre este tema, que de no ser tratado a tiempo, puede ser fatal.

nuria-vet
Nuria Gómez

Para saber más acerca de esto, El Cuco Digital tomó contacto con Nuria Gómez de la Torre, veterinaria de Tupungato (mat. 721), quien nos explica cómo prevenir los problemas de micción, cómo tratarlos y por qué afecta más a unos que a otros.

 ¿Por qué se originan los problemas urinarios? ¿Hay una predisposición?

Los problemas de micción en los gatos están asociados a enfermedades del tracto urinario inferior, consisten en una serie de problemas que afectan a la vejiga urinaria y/o a la uretra de los gatos. Pueden cursar con una inflamación y/o una obstrucción de las vías urinarias.

Las causas de los materiales inflamatorios y de la formación de cálculos que originan dicha obstrucción no se conocen bien; aunque las infecciones víricas, el estrés y la dieta podrían desempeñar un papel.

Si bien los gatos persas son una raza predispuesta, todos los gatos, de entre dos y seis años, obesos y que hacen poco ejercicio, tienen mayor presentación de casos.

¿Afectan más a machos que a hembras? ¿Por qué?

Los problemas urinarios se dan de la misma manera en machos que en hembras, siendo más susceptibles los gatos y las gatas castrados. Al estar castrados disminuyen la actividad física y tienden a engordar, y como te mencioné, esos son factores predisponentes. 

Lo que sucede con los gatos machos es que al tener una uretra más larga, tienen mayor riesgo de obstrucción que las hembras.

  ¿Entonces es mejor, ese caso, castrarlo o no? ¿Por qué?

Son muchas más las enfermedades y los riesgos que corren al buscar pareja, por lo que siempre es aconsejada la castración. Claramente hay que controlar el peso, la actividad física y la dieta que reciben.

¿De qué forma se pueden evitar los problemas urinarios?

La prevención radica en controlar el medio ambiente que los rodea: libre de estrés, realizar actividad física, agua limpia y fresca permanente, una alimentación de calidad y controles frecuentes al veterinario.

Siempre es aconsejable informarse sobre los componentes de los alimentos balanceados comerciales con el veterinario, ya que muchos son de muy mala calidad y causan gran daño.

¿Cuáles son los síntomas? ¿Cómo debemos actuar?

­Generalmente se presentan con signos de dificultad y dolor al orinar. Orinan con mayor frecuencia, en menor volumen y con sangre. Si hay obstrucción tracto del urinario vocalizan  intensamente por el gran dolor que sienten.  Algunos gatos sólo presentan cambios de comportamiento, dejan de usar la bandeja para orinar, y/o pueden comportarse agresivamente.

¿Qué pasa si no se concurre a un veterinario a tiempo?

Cuando el problema urinario no cursa con una obstrucción el pronóstico es mejor; incluso, como los signos son menos notorios, los propietarios suelen acudir más tarde a la consulta.

Lamentablemente no sucede lo mismo luego de 24 horas de obstrucción. Entonces comienzan las consecuencias de la imposibilidad de orinar, aumenta la urea en sangre y el gato empieza a estar decaído, sin hambre y vomita. Esto puede llevar a deshidratación, coma y muerte debido a la insuficiencia renal aguda que se ha producido.

¿Mientras más años tiene el animal, más propenso es a tener problemas urinarios o no?

La edad del gato no tiene tanto que ver en las afecciones del tracto urinario bajo, pero si con la Insuficiencia Renal Crónica, otra enfermedad común del sistema urinario. Se estima que uno de cada tres gatos mayores de 10 años, y más de la mitad de los mayores de 15 años sufren problemas renales. Con gusto, en otro momento hablamos de eso, ya que los signos son muy diferentes.

¿El alimento urinario es preventivo o se utiliza sólo para el tratamiento del gato enfermo?

Normalmente, lo que se conoce como “alimento urinario”, es un alimento medicado y recetado únicamente por el veterinario, cuando el animal está cursando la enfermedad. De ninguna manera se puede dar para prevenir ni sin control del veterinario. 

Mi consejo, para prevenir, es intentar una dieta más natural.  La alimentación húmeda de calidad y la dieta cruda, ya que favorecen que el gato ingiera agua, lo cual es muy bueno para la limpieza el tracto urinario. Se conoce como “la dieta BARF”; es lo que comería el gato si viviera en la naturaleza y estuviera acostumbrado a cazar. Es un tipo de comida que tarda un tiempo en digerirse y lleva agua, lo cual favorece la formación de orina y la limpieza del tracto urinario. El inconveniente es que es más complicada de elaborar, y esto daría trabajo a la persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LAS MÁS LEÍDAS

Sigue Leyendo

  • Hostal Rosengarten